Nunca más, pequeño cuervo: Tercera parte (Nueve días) – Día 5 (Hay peluches que sueñan)

Ahí estás, abandonado,

En la estantería, solo.

¿Oirás? Siempre lo pensé…

 

El cristal en sus ojos cálidos,

La herida en su hocico,

Y ahí está, cuidándome.

 

 

¿Qué haría? ¿Dónde iría?

¿A dónde va en sus sueños?

¿Viviría, siempre, esperándome?

 

Cuervo Sin Alas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *