El reloj parado.

La arena reflejaba a cada paso mi realidad desconsolada. La apatía aparecía en cada huella prediseñada. El fulgor pasional de la vida desaparecía lentamente con cada paso que daba, y, mis lágrimas, perdían una batalla impuesta contra el mar. También lo malo iba desapareciendo, el rencor, el dolor, todo se esfumaba tras el lento paseo…

Cenizas del pasado.

Hasta hace poco creía que la vida consistía en aparecer y desaparecer con el único fin de transitar. Es por ello que siempre quise conseguir algo más, algo que nunca llegaba; trascender de una forma o de otra. Me alejé de la realidad, quise escapar de esta cárcel que aprisionaba las palabras que siempre quisieron…

La ninfa sin nombre.

El espacio… ese recóndito lugar donde el infinito nos cuenta las historias más superficiales e increíbles. Un cubículo habitado por extrañas criaturas de formas inexplicables y desconocidas. Un paraje hacia una realidad inexistente; oscuridad desmedida y artificial. Allí nos dirigimos, al espacio. Vasta y enérgica nada poseída por los demonios de ancestros muertos. Metafórico hogar…

Sueños de arena.

1. Nunca jamás. La vida increpaba con su constancia y abominable rutina. El aire, cada vez más escaso, acariciaba su rostro con parsimoniosa ligereza, mostrando, de esta manera, que no iba a ser un día especial, tan solo un día más, en el cual, volver a recordar las perseverantes palabras que tanto le herían: “No…